Skip to main content

5 preguntas para directivos que quieren implementar TIC’s en su centro educativo

Cada día es una oportunidad de hacer algo grande. Aunque no lo parezca, hay posibilidades en cada esquina. ¡Aprovéchalas!

Steven W. Anderson, responsable de la dirección de un programa de implantación de las Nuevas Tecnologías en su distrito, en EEUU,  con 80 escuelas y 57 mil estudiantes, nos cuenta a través de 5 preguntas, cómo los directivos deben plantearse el cambio real en este ámbito: es necesario que todos entendamos, dentro de la comunidad educativa (lo que incluye a familias, docentes y equipos de Dirección), que la alfabetización digital y el acceso a la tecnología dentro de los contextos de aprendizaje y enseñanza es completamente necesario en el siglo XXI. Les dejamos el artículo traducido.

  • ¿A dónde vamos como organización? La visión general de los altos mandos en la Educación está fuera tu alcance como director o directora de un centro educativo pero, ¿Cómo podemos corregir las desviaciones en esa marcha hacia las metas que hemos fijado?
  • ¿Qué estamos haciendo para llevar a cabo nuestra misión? Por ejemplo, una meta puede ser preparar a la comunidad educativa para enfrentar los desafíos del siglo XXI, apoyando las necesidades tecnológicas a través de la planificación y la integración, entonces, ¿qué está haciendo el personal del centro educativo en su totalidad, empezando por nosotros, el equipo directivo, para conducir este cambio? Este cambio, por cierto, ha de ser visto como un continúo y no deberían verse “saltos” bruscos en la programación y la planificación.office-336368_1920
  • ¿Qué estamos haciendo para mejorar el aprendizaje del alumnado? En última instancia, parece obvio que nuestro objetivo es educar a los alumnos y las alumnas, ayudándolos a descubrir sus pasiones y proporcionándoles las herramientas y los recursos necesarios para desenvolverse en un mundo cambiante y en continúo desarrollo. Debemos asegurarnos de hacer todo lo necesario para que toda esta innovación cree realmente un ambiente de aprendizaje óptimo. ¿Cuál es éste? ¿Qué necesitamos para crearlo?
  • ¿Qué conexiones podemos hacer hoy? Si muestras a tus alumnos que te preocupas por ellos, entonces empiezan a preocuparse por su aprendizaje. Muchas familias tienen mala disposición y actitud negativa hacia la escuela; intentar conectar con ellos hace que nuestro sea más fácil. Pues bien, lo mismo pasa con la tecnología: si todo lo que hacemos es dar a los docentes un menú con opciones, seguramente no cumplan con él ni dispongan de las oportunidades que necesiten. Tienes que conectar con ellos y reunirte individualmente para ofrecer un asesoramiento personalizado.
  • ¿Qué voy a hacer para ser mejor para los alumnos? Es una pregunta importantísima, con la que debemos empezar y con la que también debemos acabar. No importa qué hagas, lo bonito que sea y los premios que ganes si no hay una mejora de la calidad educativa para sus destinatarios: los alumnos y las alumnas.

Artículo basado en “5 daily questions for technology leaders” de Steven Anderson (Julio, 2012).