Skip to main content

Nunca dejes de aprender

Aveces algunos días nos sentimos un poco lentos, oxidados y sin ganas de levantarnos a hacer algo. Sin embargo en ocasiones como estas debemos recordarnos que al igual que damos alimento a nuestro cuerpo para tener energía, aveces requerimos alimento para nuestro mente y corazón.

Les compartimos la opinión Mike Sturm un editor de la página hackernoon.com donde nos recuerda que siempre es buen momento para aprender, en cualquier lugar e instante. Nunca debemos olvidar que la altura de una persona se mide por su cabeza, y esto no significa la distancia de su coronilla al suelo.

Hoy en día, sólo sentí la imperiosa necesidad de decir lo siguiente:

— Aprende todos los días, siempre.

Incluso cuando sientes que no estás consiguiendo “hacer la cosas”.

Incluso cuando cuando sientes que no estas logrando lo que tratas de aprender — especialmente cuando te sientes así.

Incluso cuando sientes que hay gente que sabe más que tú. Y aún más cuando escuchas a alguien decir que sabe más que tú.

Aún cuando sería más fácil ignorar el tema durante el día. Especialmente en esas ocasiones.

Incluso cuando crees que sabes lo suficiente. Sobre todo cuando piensas que sabes lo suficiente. Es cuando se necesita aprender más.

La disposición para aprender te hace más humilde, limpia, y purifica. Sirve a ti y sirve a la humanidad.  Puede y hace del mundo un mejor lugar.

— Aprende siempre.

No estoy diciendo que siempre tienes que estar leyendo. No estoy diciendo que siempre tienes que tomar cursos en línea. No estoy diciendo que leas mi blog. No estoy diciendo que escuches esta lista de podcasts “enriquecedores”.

Lo que estoy diciendo es siempre tienes que estar aprendiendo. El aprendizaje puede hacerse de muchas otras maneras. Cada conversación que se tiene o escucha. Esa es una oportunidad de aprendizaje. Cada momento de introspección tranquila — observando los pensamientos y sentimientos que surgen. Esa es una oportunidad de aprendizaje. Cada vez que barres el suelo, cada plato se lava— hay una gran oportunidad para aprender.

Lo que estás haciendo, se puede hacer mejor. Puede ser más enriquecedor. Lo que sea que estás haciendo, siempre se puede hacer mejor. No sólo para ti, sino para aquellos a los que sirves — sobre todo para los que sirves. El aprendizaje no es tanto “la superación personal”,  es en cambio una mejora del mundo.

Si tú estás abierto siempre a aprender, siempre estarás ágil, siempre serás flexible, y siempre estarás mejorando — en lo que sea que estás haciendo.

— Siempre.